¡Victoria para Apple! El gigante no tendrá que pagar los 13.000 millones de impuestos atrasados en Irlanda

Apple no tendrá que desembolsar los 13.000 millones de euros de impuestos atrasados en Irlanda que la Comisión Europea le había adjudicado al gigante. El Tribunal General de la Unión Europa anulo la decisión, y acoto que la Comisión Europea no ha sido capaz de demostrar que existiera una ventaja fiscal o un trato de favor hacia Apple.

Es un caso que lleva en pie desde 2014, cuando Vestager inició su investigación contra la empresa de Tim Cook. En 2016, la Comisión Europea llegó a la conclusión de que Irlanda otorgó ventajas fiscales indebidas a Apple por valor de 13.000 millones de euros. Esta «multa» de 13.000 millones de euros corresponde a los impuestos que Apple habría dejado de pagar entre 2003 y 2014 en Irlanda. Apple había conseguido pagar un tipo efectivo de impuesto sobre sociedades del 1% sobre los beneficios generados en Europa en 2003.

Lo que Apple hizo fue registrar todas sus ventas en Irlanda en lugar de en los países en los que se vendió cada producto, lo que permite evitar los impuestos nacionales y pagar los impuestos de Irlanda. Es lo que se conoce como un «doble irlandés». Apple salió en su defensa, alegando que la opinión de la Comisión Europea desconoce las normas legales internas del país de Reino Unido.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: