¿Síntomas de por vida? Maggie, la pequeña portadora prolongada de COVID-19

Al principio, los especialistas pensaron que los síntomas de Maggie podían ser psicológicos, debido a que no presentaba ningún síntoma de daño cardíaco o pulmonar. Ademas arrojó negativo tanto por el Covid-19 como por sus anticuerpos, pero las pruebas virales realizadas mucho después de la infección inicial por lo general dan ese resultado, y las pruebas de anticuerpos a menudo no son concluyentes.

“En ese momento no sabían nada sobre el ‘COVID prolongado’”, confirmó Amy Wilson, la mamá de Maggie. “Dijeron que era ansiedad. Yo estaba bastante segura de que no era cierto”.

El médico de Maggie, Amy DeMattia, confirmó el diagnóstico de COVID-19 con base en la historia de la paciente y en el hecho de que sus padres dieron positivo en la prueba de anticuerpos contra el virus chino.

Recordemos que a más de siete meses del inicio de la pandemia, se ha hecho cada vez más evidente que muchos contagiados, con síntomas tanto graves como leves, nunca se recuperan.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: