¿Sacrificio heroico o falta de ética? Laboratorio del régimen chino usa a sus empleados para probar la vacuna contra el COVID-19

En la carrera mundial por la fabricación de una vacuna contra el covid-19, un laboratorio del régimen chino presumía de que sus empleados, incluidos los de altos cargos, habían recibido dosis de un fármaco experimental antes incluso de que el gobierno aprobará las pruebas en humanos, atentando contra sus derechos.

“Tendiendo la mano para forjar la espada de la victoria”, decía el texto en una publicación de SinoPharm en medios sociales, junto a imágenes de trabajadores que según dijo, habían ayudado al “pre-ensayo” de su vacuna.

Tanto si la iniciativa es considerada como un sacrificio heroico o como una violación de las normas éticas internacionales, dejaba claro lo mucho que hay en juego en la competición entre China y empresas estadounidenses y británicas por ser el primero con una vacuna que ayude a poner fin a la pandemia, una hazaña que sería un triunfo científico y político, y le daría estatus al país que primero lo consiga.

“Conseguir una vacuna para el COVID-19 es el nuevo Santo Grial”, dijo Lawrence Gostin, experto en legislación de salud pública, además agregó que “la competición política por ser el primero no es menos significativa que la carrera por llegar a la Luna entre Estados Unidos y Rusia”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: