¡Reciben una cucharada de su propia medicina! Régimen de Maduro usa al TSJ para tomar control de los partidos chavistas y evitar rebeliones internas

El ilegítimo Nicolás Maduro está dispuesto a tener la Asamblea Nacional (AN) en sus manos al costo que sea, pero esta vez existen grietas en las organizaciones del Polo Patriótico, vacíos que se niegan a seguir siendo usados en las elecciones solo para aportar votos y luego ser desechados o ignorados por el regimen.

No sólo la Alianza Popular Revolucionaria (APR), que agrupa a varias organizaciones y dirigentes del chavismo están prescindiendo de Maduro, sino pequeños grupos que desde siempre han acompañado a la Revolución Bolivariana que deciden ir separados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), lo que haría que pudieran tener una voz propia en la política venezolana.

La lucha interna por el poder «rojo» existe desde hace tiempo, aunque es incoherente recordando que en su discurso pregonan la unidad. Desde que Maduro llegó a la presidencia se ha encargado de imponer acciones y candidatos que han roto al partido original de Hugo Chávez. El presidencialismo, sin considerar la gobernabilidad, ha hecho estragos en sus cimientos. A medida que conquista espacios va eliminando liderazgos de la revolución que puedan amenazar su permanencia en el poder.

La estrategia ilícita de quitarle las tarjetas a los partidos que critiquen, reclame o no estén de acuerdo con alguna medida del Gobierno, no solo ha tenido repercusiones en los grupos opositores. También ha sido contra organizaciones del Polo Patriótico. Para eso Maduro usa al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que decide qué directiva estará al frente de cada partido este con sus ideales o no.

El TSJ se declara competente y decreta medida cautelar de tutela constitucional, con la cual suspenden “la actual Dirección Nacional de la Organización con fines políticos Partido Tendencias Unificadas Para Alcanzar Movimiento de Acción Revolucionaria Organizada (Tupamaro)”, es solo un ejemplo de el nuevo modus operandi del régimen para silenciar hasta a los que quieren alzar su voz en sus propias filas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: