Propiedades y beneficios del vinagre de manzana, el desintoxicante natural

A medida que pasa el tiempo también avanza la ciencia y se van develando con exactitud el contenido de los alimentos que consumimos diariamente. Esos descubrimientos nos ayudan a tener dietas más inteligentes, bien pensadas de acuerdo a los nutrientes que de verdad necesitamos.

Uno de estos «superalimentos» es el vinagre de manzanas y justamente por los beneficios que posee, es que cada vez tiene más presencia dentro de supermercados y en los hogares de personas que quieren llevar una alimentación sana.

Propiedades del vinagre de manzana.

El vinagre de manzanas está cargado de vitaminas A y B. Además contiene los ácidos grasos más importantes.

Es una importante fuente de muchos minerales, tales como fósforo, taninos, calcio, potasio, magnesio, azufre, sodio, zinc, hierro, flúor, silicio, boro, entre otros.

¿Cuales son los beneficios del vinagre de manzana?

El vinagre de manzanas ayuda a la digestión, pues además de acelerar la digestión, es bueno para disminuir los gases y espasmos estomacales. Funciona también como antiácido.

Es un buen desintoxicante de órganos como el hígado y limpia el tracto urinario, evitando de esta manera infecciones tanto urinarias como de riñones

Regula el pH sanguíneo y la limpio por completo, pues elimina toxinas y controla el colesterol. También mejora significativamente la circulación.

Ayuda a combatir padecimientos como artritis, piedras en los riñones y en el hígado, bursitis y tendinitis.

Sirve para combatir las dolencias musculares, inflamaciones, esguinces y el dolor causado por la artritis.

Entre los usos más destacados que se le da al vinagre de manzanas está el tratamiento de la obesidad. Es muy incluido en la dieta de personas que quieren bajar de peso porque es excelente para la eliminación de la grasa en el cuerpo. Además actúa con éxito en la eliminación de la celulitis.

Para lograr estos beneficios dietéticos es recomendable consumir el vinagre diariamente, al menos tres veces al día, unas dos cucharadas en cada ocasión.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: