¡Los dejaron descomponer! Conozca el modus operandi del Servicio forense chavista con los militares muertos en la Operación Gedeón

Un funcionario de la morgue de Bello Monte en Caracas, centro del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), expresó en una reciente entrevista para un reconocido portal estar muy indignado por la manera en que han sido manipulados los familiares de los presuntos fallecidos o desaparecidos de la Operación Gedeón, la cual recordemos sucedió el pasado 3 de mayo del presente año. Al leer la entrevista con la señora Elizabeth Castillo de Castro, reveló las violaciónes de protocolos que se han cometido en este polémico caso.

“Lo primero que debo decir es que Bermis Martínez no es médico forense, ni sabe nada de medicina legal, es una maracucha (oriunda del estado Zulia), comisaria del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), porque Senamecf está llenó de comisarios en varias áreas. La que sí es patólogo es Yannuacelis Cruz”, argumentó el funcionario que pidió no ser identificado para evitar represalias en su contra.

“La Jefa de Evidencias es otra comisaria llamada Yaniska Trujillo. Si había dudas sobre el cuerpo, debieron actuar los odontólogos y antropólogos, que son los calificados para dar la identidad cuando no se reconoce un cuerpo. Además, eso lleva un estudio que se llama necrodactilia, de manera que con esos cadáveres lo primero que debió hacerse fue proceder con el sistema dactilográfico, que se utiliza para obtener de manera correcta las impresiones digitales de los cuerpos sin vida para su real identificación; eso solo debe tomar unos minutos y ese scanner tiene relación directa con el CNE y el Servicio de Identificación SAIME”.

 

 

Destaca el funcionario que cuando el familiar de alguno de esos cadáveres muestra señales de duda o no reconoce el cuerpo, el mismo no podrá ser inhumado. “Lo que la esposa del señor Jean Carlos Castro Gutiérrez dice en la entrevista, con relación a lo expresado por la comisaria Bermis de ‘cuando ustedes quieran asumen los costos y reclaman el cuerpo’, eso es absolutamente ilegal, además de ser una respuesta bochornosa por parte de una funcionaria”.

Una de las muchas interrogantes del caso Gedeón es sobre la muerte de los participantes en ese evento. El ministro del Interior y Justicia, Néstor Reverol, dijo el 3 de mayo, pocas horas después de lo ocurrido en Macuto, que hubo ocho muertos, pero solo mencionó al capitán Robert Levid Colina Ibarra alias Pantera; desde entonces empezó el calvario para muchos que sospechaban o tenían la certeza de que su familiar estaba o estuvo relacionado con los campamentos de lo que terminó en la Operación Gedeón.

Solo a un pequeño grupo se le permite el acceso a las salas de la morgue, cuando se trata de casos como éste de Gedeón o como cuando ocurrió la Masacre del Junquito con el asesinato del piloto Oscar Pérez y sus compañeros. “Siempre esconden algo. Si eso fuera transparente no surgirían todos estos problemas”, “La necrodactilia da identidad de inmediato y eso se hace apenas el cadáver ingresa. Si los cuerpos están descompuestos, que no puede ser el caso de Gedeón porque el ministro dice que fueron muertos en la Operación, solo se explica si adrede dejaron que se descompusieran para que a simple vista los familiares no pudieran identificar torturas o tratos crueles, entonces sólo por necropsia de Ley se puede determinar qué sucedió”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: