«Ha sido una gran actuación» Jugadora fingió lesión en Roland Garros para despistar y vencer a su rival

Este miércoles, luego de vencer en un partido eterno que duró más de tres horas, Kiki Bertens tuvo que ser atendida para salir de la cancha. Visiblemente cansada, la tenista de los Países Bajos sufrió supuestos calambres en todo su cuerpo y tuvo que ser trasladada en silla de ruedas tras superar a Sara Errani por la segunda ronda del Grand Slam que se disputa en París.

Más allá de lo que sucedió durante el juego en la cancha 14 del complejo Stade Roland Garros, la definición del partido marcó lo acontecido con las protagonistas cuando tuvieron contacto con los medios en Francia. Después del 7-6 (5), 3-6 y 9-7 en el último parcial en favor de la número 5 preclasificada en el torneo, la italiana se destapo en los micrófonos y se quejó de la actitud que tuvo Bertens en el set decisivo.

“Sobre el partido… no me gusta cuando alguien se burla de mí. Ella puede jugar un partido increíble. De hecho, jugó un partido increíble, pero no me ha gustado toda la situación. Durante una hora está lesionada, más tarde empieza a correr como nunca. No me gusta eso”, señaló Errani, que en la parte final del juego hizo claras señas contra su rival porque se dio cuenta que estaba fingiendo sus dolencias.

“Se va de la pista en silla de ruedas, una hora después está en el restaurante, comiendo perfectamente. No me gustan esas cosas, lo siento”, expresó la raqueta de 33 años que se posiciona en el puesto número 150 del ranking de la WTA.

“Podrá decir lo que quiera, pero si dice que ha sido una gran actuación, quizá deba tomar clases de actriz y dedicarme a esto. No tengo claro qué es lo que piensa exactamente, pero les aseguro que no me encontraba bien en la pista. Los calambres iban y venían, se movían por todo mi cuerpo”, explicó la ganadora del partido.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: