El comandante muerto Soleimani y la aerolínea sancionada Mahan Air, presuntos involucrados en la explosión de Beirut

El líder militar iraní, Qasem Soleimani, mismo que falleció en enero en un ataque por parte de los EEUU, y la aerolínea iraní, Mahan Air, sancionada por el departamento estadounidense del tesoro por vínculos con el terrorismo, habrían estado involucrados en envíos de nitrato de amonio a el grupo terrorista Hezbollah en la ciudad de Beirut. La información sale a la luz debido a un reporte de servicios de inteligencia occidental al que tuvo acceso un reconocido diario alemán.

Recordemos que la unidad de Quds de la Guardia Revolucionaria iraní fue la responsable del transporte de estos envíos, y el general Qasem Soleimani ejerció como comandante de la unidad Quds hasta su muerte en enero de 2020.

El envío del peligroso material ocurrió entre finales de 2013 y comienzos de 2014, justo desde la fecha en que ya se encontraban almacenados en el puerto de la capital libanesa las 2 750 toneladas de nitrato de amonio que provocaron la tragedia del 4 de agosto.

Aún no se ha comprobado la vinculación directa con el material que desencadenó la explosión. Sin embargo, queda claro que Hezbollah estaba almacenando grandes cantidades de nitrato de amonio en el mismo momento. De confirmarse la vinculación, el presidente Donald Trump ha estado apuntando en la dirección correcta todo este tiempo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: