Drones son adaptados para desinfectar grandes espacios en Florida

Por que todos se están reinventando, por que ya nada será igual, pues el plante entero cambió con la pandemia del Covid-19.

Tal cual le paso a una empresa de drones que solo estuvo en el negocio unos meses antes de que la pandemia de coronavirus golpeara y gran parte de su trabajo de limpieza de los exteriores de los edificios se secó.

De una manera magistral e impecable, sin error de calculo alguno, en tan solo un lapso equivalente a 10 minutos los aviones no tripulados pueden cubrir 17 mil pies cuadrados en las condiciones adecuadas, que es en superficies planas.

Andy Godfrey, CEO de la empresa con sede en Pensacola Beach, dijo que fue entonces cuando él y los ingenieros de la compañía tuvieron que centrarse en el tipo de servicio que brindaban.

Cuentan que tuvieron que reconfigurar un dron de 55 libras desde su uso original limpiando el exterior de edificios, como hoteles, hasta desinfectar superficies con un potente desinfectante.

La limpieza comercial exterior acaba de terminar. No tenían presupuestos para ello. Muchos lugares cerrados. Sabíamos que podíamos adaptarnos a esto y lo hemos hecho, y ahora esto se ha vuelto obviamente muy significativo”, dijo Godfrey.

Esta compañía de Florida ha estado operando durante aproximadamente dos meses como una empresa de saneamiento. Godfrey declinó compartir los nombres de los clientes actuales, pero dijo que puede desinfectar instalaciones completas como estadios, escuelas, parques, locales de música y aeropuertos.

Godfrey vuela el avión no tripulado a unos ocho pies en el aire y emite una niebla muy fina de desinfectante de los tanques de almacenamiento adjuntos para cubrir completamente las superficies. Dijo que la niebla está cargada electrostáticamente para garantizar que se una a las superficies.

Con la niebla, las superficies que no se tocan a menudo estarán a salvo de gérmenes durante un par de semanas, mientras que en superficies muy tocadas, el rociado puede durar de tres a cuatro días. Godfrey usa una herramienta llamada iluminómetro para mostrar si quedan gérmenes en las superficies una vez que se completa el rociado.

Redacción InfoVzlaNer con información de Miami Diario.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: