Deontay Wilder acusa a Tyson Fury de hacer trampa en su último encuentro y le aconseja ir preparando su funeral

Ya han pasado más de ocho meses de aquella competencia en la que Tyson Fury se adueñó del cinturón de campeón de los pesados del CMB al derrotar a Deontay Wilder, quien perdió su título mundial pero sostiene que no fue limpia. El peleador estadounidense de 35 años ha roto su silencio en las últimas horas y expuso sus comentarios respecto de su derrota contra el Rey Gitano, a quien trata de ladrón por haberle robado el duelo.

Recordemos que Wilder se excusó del resultado quejándose del traje que llevó puesto antes del combate y también se enojó con uno de sus preparadores, Mark Breland, por arrojar la toalla. Pero ahora ha ido aún más lejos. A través de un vídeo en su cuenta de Instagram, The Bronze Bomber denuncia que es probable que Fury usó mancuernas de mano escondidas en sus guante y expone varias imágenes para demostrarlo.

“Se vio en la primera pelea cuando Ricky Hatton te quitó los guantes para poner la mano en una posición inapropiada. Intentaron el mismo método la segunda vez, pero esta vez me rascaron carne de las orejas y eso provocó que sangrase. Es imposible que un guante nuevo de 10 onzas se doble, tenga una forma aplastada o un espacio hueco. Creo muy seriamente que puso algo en su guante, algo como una mancuerna de mano. Esa es la razón por la que un lado de mi cara se hinchó con marcas de mancuernas de mano y me dejó una hinchazón también. Pese a ello no pudiste reprimirme, habrías tenido que matarme. Al final, un árbitro con mentalidad de cangrejo y un entrenador desleal tiraron la toalla para detenerme”, aseveró Wilder.

«Los quiero a todos ellos. Y cuando los tenga frente a mí, porque los voy a tener, será mejor que hagan los arreglos de su funeral, de su tumba. Escupiré sobre cada uno de ellos», expresó un muy furioso Deontay Wilder.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: