¡De que vuelan…! Supuesta maldición del cantante Diomedes Díaz seria la culpable de la muerte de sus hijos

Si una cosa es cierta y que nadie puede negar es que hay un moisterio en torno al querido y fallecido exponemte mundial del vallenato Diomedez Díaz, mejor conocido como el ‘Cacique de La Junta’

Una de sus hijas Kelly Elvira Díaz se refirió hace solo unos días al mito sobre las trágicas muertes de sus hermanos Martín Elías y ‘el travieso’ Moisés.

Kelly Elvira lo hizo en la reciente edición impresa de Vea, donde explicaron que la creencia es que Martín Elías y Moisés murieron (en 2017 y 2020, respectivamente, luego de sufrir accidentes de tránsito) porque su papá no le construyó a la Virgen del Carmen la iglesia en Valledupar que le prometió y ahora la familia debe cargar con esa maldición, otros afirman que, por esa promesa incumplida, un miembro de la familia Díaz morirá cada tres años y, coincidencialmente, Martín y Moisés fallecieron con ese tiempo de diferencia.

Pero la polémica dió mayor pie pues hay quienes  dicen que los fallecidos fueron esos dos jóvenes porque al nacer fueron “los únicos hijos” que Diomedez Díaz “encomendó a Dios y a la Virgen”. Al tiempo, 

“Han sido dos hermanos y ahora lo toman como si cada tres años fuera a morir alguien [de la familia]. Es absurdo”, dijo  en el medio y, luego, agregó, que para ellos la historia es solo un mito de la gente.

“Dios no es castigador, él no nos va a castigar por algo que no hemos hecho. La Virgen está llena de virtudes. […] No es fácil que digan que nuestra familia está maldita. Mi familia era muy creyente, leía la biblia y era conocedor de la palabra, y muy devoto a la Virgen”, explicó Kelly Elvira. 

Ahí, incluso, aseveran que la promesa fue mencionada en varias canciones del cantante que murió aquel 2013. Sin embargo, esta quedó fue registrada en el tema ‘Volver a vivir’,según El Heraldo.

 

“‘Que si me para de aquí le hago una iglesia en el Valle’, prometió Diomedes Díaz a la Virgen del Carmen en su canción. Corría el año 1998 y ‘el Cacique de La Junta’, con profundos dolores en el cuerpo que le impedían la movilidad, reducido a una silla de ruedas afectado por la enfermedad Guillain Barré, se aferró a su santa patrona, a la que durante toda su vida le demostró devoción. El milagro se cumplió, Diomedes volvió a caminar, siguió cantándole a su gente, y continuó profesándole fe a la santísima, pero nunca construyó la iglesia”, aseguró el periódico.

Ahora se dice que esa iglesia sí sería una realidad, pues la hija del cantante  confirmó la construcción de la misma, “así sea pequeña”, pero también aclaró: “No la vamos a hacer porque estemos asustados, sino por cumplir su deseo. Además, es una bonita obra”.

Y así dejan mas interrogantes que respuestas, pero lo que sin duda es una realidad que es Diomedez Díaz sigue y seguirá siendo el más grande de los grandes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: