¡Culpable! El abuelo de niña que cayó de un crucero se confiesa

Attorney Michael Winkleman, who has been retained by the Wiegand family following the death of their toddler, Chloe on the Royal Caribbean cruise ship, said the tragic accident could have been preventable.

Salvatore Anello, el abuelo acusado del homicidio negligente producto de la caída de su nieta de año y medio desde la ventana de un crucero en la localidad del Puerto de San Juan en julio de 2019, hecho que acabó con la vida de la pequeña, se declaró culpable este jueves 15 Octubre durante su juicio.

Anello reconoció su culpa tras alcanzar un acuerdo con las fiscales Laura Hernández e Ivette Nieves.

El abogado defensor de Anello, José Guillermo Pérez, difundió el acuerdo, luego de la alegación de culpabilidad por medio de videoconferencia, medio usado en el contexto de esta pandemia.

La vista de sentencia está marcada para el próximo mes de diciembre.

La nieta de Anello, Chlloe Wiegand, de un año y siete meses cuando ocurrió la tragedia, cayó por una ventana del crucero Freedom of the Seas, propiedad de la empresa Royal Caribbean desde una altura aproximada de 11 pisos.

La Fiscalía de San Juan ofreció en diciembre pasado un acuerdo a Anello para que se declarara culpable de homicidio negligente y no ir a la cárcel, acuerdo al que finalmente accedió.

Anello se declaró inicialmente inocente del hecho negligente tras ser acusado de ese cargo por sujetar a la menor en la parte exterior de una ventana del crucero, antes de que cayera al vacío y perdiera la vida.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: