¿Complicidad, torpeza o descuido? El extraño nexo del Partido Comunista Chino con Disney para producir la película Mulán

La nueva y espectacular película de Disney ya dejó de ser una animación cómo fue su original historia de 1998. En aquel entonces, décadas atrás, fue un dibujo que causó sensación y que dejó con sabor a poco a sus fanáticos que querían más versiones de esa guerrera defensora de un imperio.

Mulán volvió pero encarnada en Yifei Liu, una actriz que no deja dudas sobre su talento y destreza dentro del largometraje. Sin embargo, la locación por sí sola no guarda ningún reproche pero fueron varios analistas y medios internacionales los que advirtieron sobre el final de la megaproducción de 200 millones de dólares donde se explicitaba lo que podría considerarse como un exceso por parte de los productores del film.

Los realizadores tuvieron la idea de agradecer al Partido Comunista Chino (PCC) y a las autoridades regionales por prestarles las escenarios asiáticos. Además se mostraron complacidos con los medios propagandísticos de Beijing por el apoyo dado durante su estadía en el país. Recordemos que el PCC y los mandamás de Xinjiang son blanco de denuncias internacionales por violaciones a los derechos humanos. Se trata de ¿Complicidad, torpeza o descuido?.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: