¡Aprender a emprender! 5 emprendimientos rentables en tiempos del Covid-19

Esta nueva realidad que vivimos debido a la pandemia del Covid-19 con sus estruendosas consecuencias económicas, ha llevado a muchos negocios y establecimientos a cerrar o en el mejor de los casos a reinventarse. Y es que la llegada del virus complicó la vida de mucha gente, por un lado algunos no pueden trabajar, por el otro algunos no pueden salir por ser grupo de riesgo, y los que viven del trabajo diario se quedaron sin su ingreso.

Para poder sobrevivir, muchas personas agudizaron el ingenio y en un abrir y cerrar de ojos, se convirtieron en emprendedores.  Buscaron un oportunidad en el mercado para entrar o dieron un giro a lo que saben para poder seguir facturando.

La clave está en buscar negocios que no necesiten mucha inversión, que ofrezcan productos necesarios o que se relacionen con el contenido en línea, un mercado bastante amplio en los tiempos que corren.

Ahora bien, ¿qué oportunidades están aprovechando los emprendedores alrededor del mundo? Te mostramos 5 de las más utilizadas:

 

1. Comercio electrónico

Cada vez son más los negocios y particulares que cuentan con una tienda en línea lo que les da la  oportunidad de seguir generando ingresos, poniendo productos a disposición de quienes no puedan desplazarse. Desde hacer las compras del supermercado en línea, hasta pedir ropa o equipo de trabajo. Existen opciones en línea para las principales ciudades para que puedas vender en línea como Amazon, Mercado Libre o Shopify que dan todas las facilidades.

 

2. Entregas a domicilio

¿Cuentas con una bicicleta, motocicleta o te apasiona el deporte? Los llamados deliverys se han convertido en el trabajo de muchas personas que se quedaron sin empleo, ya que la demanda de pedidos desde casa ha aumentado drásticamente y, además esto permite seguir operando a negocios que no tienen tanto producto en inventarios o no puedan almacenarlo por mucho tiempo. Empresas como Rappi, Uber Eats o Didi Food ofrecen esta opción o si tienes un buen número de conocidos puedes hacerlo por tu cuenta a través de las redes sociales.

 

3. Aprendizaje en línea

No solamente las universidades han tenido que adaptarse a las clases en línea para continuar con los planes de estudio, sino que tenemos a un mercado en crecimiento de gente en sus casas que pueden aprovechar el tiempo que ahorran en traslados para aprender algo nuevo. En este sentido podemos desarrollar webs con un contenido propio acerca de lo que sabemos o para lo que seamos hábiles, la clave está en desarrollar nuestro potencial y enseñarselo a los demás.

Para muchos profesores de clases particulares, el confinamiento puede haber sido un problema y llevado a la cancelación de muchas clases. Sin embargo, también es una oportunidad para llevar a los clientes actuales al formato digital y a la videoconferencia. A la larga, es bastante más rentable y práctico. Ya no se pierde tiempo en desplazamientos y cancelaciones de última hora.

 

4. Contenidos en streaming

Es sin duda la industria que mejor está aprovechando la situación y podríamos aprender de ella: desde series (Netflix, Amazon Prime Video, HBO), videoblogs (YouTube), gameplays (Twitch), música (Spotify) e incluso contenidos poco convencionales alrededor del mundo han demostrado que la gente en sus casas es una audiencia potencialmente rentable, comunicale al mundo lo que más te gusta y gana dinero por ello.

Pongamos el ejemplo de las clases de deporte online. Muchos gimnasios están ofreciendo a sus abonados este servicio, para no perder la forma pese a la cuarentena.

5. Forex y Trading

En los mercados de valores, el trading es la especulación sobre instrumentos financieros con el objetivo de obtener un beneficio. El trading se basa principalmente en el análisis técnico, el análisis fundamental y la aplicación de una estrategia concreta para operar.

Para dedicarnos a la tarea de trading no necesitamos de instalaciones, ni de personal, ni de otros elementos característicos de cualquier negocio real, simplemente desde un móvil lo podemos realizar. Además el trading no requiere de clientes, pues en las inversiones nosotros seremos los únicos beneficiados o perjudicados de la actividad.

Dependiendo de las decisiones que tomemos y de cómo actuemos en cada momento podremos disfrutar de mejores beneficios en las inversiones. Lo importante es conocer los mercados y saber adaptarse para sacarles el máximo partido.

 

Iniciar un negocio no es fácil, pero tampoco tiene que ser atemorizante. Ya sea que desees vender un producto que resuelva un problema, construir un negocio rentable para trabajar por cuenta propia, trabajar como creador de contenido o generar algo de dinero extra cada mes, tenemos que tener en cuenta que el primer paso es descubrir nuestro potencial, porque en cada uno de nosotros está la fuerza que se requiere para cumplir nuestros sueños.

Ahora bien, ¿te animas a ser un emprendedor en tiempos de pandemia?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: