¡Amor tras las rejas! Guardia carcelaria enfrenta cargos por tener un hijo con un condenado a cadena perpetua

Entre el 1 de septiembre de 2018 y el 8 de enero de 2019 Kerianne Stephens, una guardia carcelaria de 26 años en la cárcel de HMP Swaleside en la isla inglesa de Sheppey en Kent (UK), sostuvo un amorío ilícito con uno de los apresados a su cargo, Louis Tate, quien está condenado a cadena perpetua por el homicidio de un hombre.

Ambos mantenían su relación de pareja en secreto por medio del intercambio de llamadas y mensajes de texto con un móvil que mantenía Tate en su cubículo carcelario, algo que también constituye un delito y por el cual el recluso ya había sido condenado en 2017.

En la última audiencia del caso la oficial Stephens se declaró culpable de los homicidios de mala conducta en cargo público en la cárcel de fase B, y de transmisión no autorizada de imagen o sonido por comunicación electrónica.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: