Alex, la doble agente de Maduro que participó en la operación «Gedeón» y que detuvieron en Colombia

Ingeniero, directiva de empresas, coach en emprendimiento, modelo de trajes de novia y, según fuentes de inteligencia presentadas por autoridades colombianos, doble agente del régimen de Nicolás Maduro en la Operación Gedeón. Alex era su apodo, su nombre real es Yacsy Álvarez Mirabal.

La polifacética venezolana, privada de libertad hace un mes en Barranquilla y de la que se desconoce el centro de reclusión en el que esta, fue quien estuvo a cargo de las labores administrativas, manejo de recursos, y el acompañamiento de los estadounidenses hasta Colombia, así como el envío de armas.

Su apariencia tan femenina, delicada y de gestos refinados, como la describe uno de los participantes de la Operación Gedeón que salió de los centros meses antes, nunca harían sospechar a los extraños que era quien llevaba la batuta y el control de lo que pasaba en esa organización.

Su perfil de empresaria y sus gustos tampoco permitían pensar que, de acuerdo con fuentes de inteligencia citadas por la prensa de Colombia, habría sido entrenada por agencias de inteligencia cubana.

 

 

Algunos de los militares venezolanos que se encontraban en los campamentos la recuerdan como la “sobrina del general”, otros como “la traductora” o “la asistente” que un empresario le habría mandado al general Cliver Alcalá Cordones, quien estuvo en de la primera línea en la acción.

Su estilo de vida antes de verse envuelta en la Operación Gedeón era totalmente opuesto. Sus días transcurrían entre las labores propias de una directora de una empresa con amplia proyección como Venoco y sus actividades personales tendientes a aprender más herramientas.

El director de la Policía colombiana, general Óscar Atehortúa, indicó que Alex también fue “la encargada de generar contactos internacionales con el objetivo de comprar armamento” y la jefa de los presuntos agentes chavistas.

Además, Alex fue quien buscó y acompañó a los estadounidenses preparados para la operación desde Estados Unidos a Colombia. “Ella fue quien los llevó a conocer los campamentos. La recuerdan bien”, acotó otra de las fuentes.

En los campamentos, debía adaptarse a los medios que se tenían, muy distantes a las que había estado acostumbrada desde su infancia en Venezuela, donde su familia le garantizó un mundo tranquilo, próspero y sin mayores preocupaciones.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: